Saltar al contenido

Listado de anfibios de España

España es un territorio lleno de gran diversidad, donde las especies de animales son amplias y en el caso de los anfibios se han contabilizado al menos 41 especies, cada una de ellas pertenecientes a un grupo de familia en específico.

Te invitamos a leer en el siguiente artículo detalles sobre estas especies disponibles en todo el territorio español, la gran mayoría son nativas, mientras que algunas otras han sido introducidas.

anfibios de españa

Anfibios de España según su clasificación

Como podrá verse en lo sucesivo, en España hay al menos siete familias de anfibios y dentro de cada una hay gran variedad de especies, las cuales disponen de suma importancia para la diversidad del territorio.

Familia Salamandridae

Las especies pertenecientes a esta familia presentan ciertas características en común, como es el hecho de manifestar una cola y presentar cinco dedos en sus extremidades traseras.

Tritón pigmeo

El tamaño de este animal es variado de acuerdo a la zona geográfica en la que se consiga, pero normalmente es de más de 10 centímetros desde su cabeza hasta su cola.

Sus colores son bastante llamativos, usualmente con una base verde con manchas de tonalidades marrones, pero su zona ventral es de un tono gris. La cabeza se caracteriza por ser larga y plana, tiene grandes ojos, con un iris de color dorado.

Estos habitan en zonas donde haya charcas, así como arroyos, acequias y lugares de agua constante, sobre todo en momentos de reproducción, pero también les gusta lugares con gran vegetación.

Gallipato

Es llamativo por su gran tamaño, pudiendo alcanzar y sobrepasar los 30 centímetros, por su cuerpo se pueden apreciar verrugas y manchas. Su cabeza es aplastada y redondeada.

Su aspecto es robusto y rústico, le gusta habitar en zonas de gran humedad, por lo que se le puede avistar en bosques húmedos, en espacios donde haya piedras, troncos derribados y otro tipo de materiales que generen humedad.

En su dieta suelen tomar en cuenta a gran variedad de insectos, pero cuando están en el agua consumen invertebrados, larvas y moluscos.

anfibio gallipato

Tritón del Montseny

Suelen ser bastante pequeños y de color uniforme, mayormente marrón, una característica bastante peculiar es que disponen de un vientre traslúcido. Es una especie que en la actualidad se encuentra en lista roja, por el declive de su densidad poblacional.

El usual que su hábitat sea en pendientes fuertes, donde, además, haya aguas de bajas temperaturas. Es una especie que no ha sido estudiada en gran medida, pero se conoce que se alimenta de invertebrados que consigue en el agua.

Tritón alpino

Este pequeño anfibio, que no llega a más de 10 centímetros de longitud, suele llamar mucho la atención de quienes logran avistarlo, ya que tiene zonas azuladas con toques anaranjados y manchas negras, pero también se pueden ver algunas franjas a sus lados que son blancas.

En España está catalogado como una especie bajo amenaza. El hábitat de esta especie es mayoritariamente acuática, por ende, se le puede avistar en estanques, embalses, lagunas, arroyos, charcas y similares.

Su alimentación suele basarse en crustáceos de poco tamaño, así como en variedad de insectos, moluscos y huevos.

Familia Ranidae

Esta es la familia a la que pertenecen las ranas, que aunque hay especies en todo el mundo, hay unas específicas distribuidas en territorio español, como las que se mencionarán en lo sucesivo.

Rana común

Es una rana que puede pasar los 10 centímetros de tamaño, la cual habita en medios acuáticos; el color de esta especie no es fijo, se han apreciado de distintos colores y tonalidades, pero el más frecuente es un verde opaco con ciertas manchas marrones y franjas amarillentas.

Su alimentación es básicamente de vertebrados, pero con mayor frecuencia consume dípteros e invertebrados. En cuanto a su reproducción, esta suele ocurrir en lugares de agua estancada o permanente en los meses de abril hasta julio.

Rana bermeja

Es una especie de gran tamaño, por lo que su apariencia es robusta, para diferenciarla podrás observar que en sus costados, cerca de los ojos, dispone de dos manchas oscuras.

El color de su piel suele ser marrón, con algunas degradaciones más claras cerca de su vientre, mientras que este último es de color crema, pero también hay algunas que son negras y grises.  

Esta puede habitar en lugares donde haya vegetación, como los bosques caducifolios, también en praderas y charcas, esta última en momentos de reproducción.

Rana verde norteafricana

Su tamaño puede llegar incluso a los 10 centímetros de longitud; por su parte, el tono de la piel es bastante variable, pudiendo encontrarse entre tonos verdes y marrones, disponiendo de manchas a lo largo de su cuerpo.

Su hábitat es en zonas de gran humedad, de manera que puede ser avistada en oasis, charcas y similares. No es una de las especies con mayor amenaza, sin embargo, son muchos sus depredadores y la contaminación de su hábitat.

Rana ágil

Esta especie es de piel brillante y lisa, con algunas tonalidades de marrón y ciertas franjas alrededor de su cuerpo. Sus ojos son prominentes, la pupila está orientada de forma horizontal.

Suele tener actividades en la tierra, sin embargo, acude a áreas donde haya agua suficiente, pero solo cuando se va a reproducir. Su hábitat puede ser de varios tipos, pero las más comunes han sido: charcas, humedales y praderas.

anfibio de españa rana agil

Familia Alytidae   

Dentro de esta clasificación se encuentran varios tipos de sapos, algunos de ellos terrestres y otros acuáticos, de los cuales tienen en común su apariencia robusta y rechoncha.  

Sapo partero bético

El tamaño de esta especie está entre los 3 y los 4 centímetros, donde más se les ha visto es en bosques, pero lo que más llama la atención de esta especie es el hecho de que al momento de reproducirse, los machos realizan un canto, el cual atrae hasta sí a la hembra, el proceso de copulación, a diferencia de muchas otras especies de sapo, lo hacen en tierra firme.

Así mismo, es el macho, quien lleva consigo los huevos, hecho al que le debe su nombre, llevándolos en las patas hasta que llega el momento de depositarlos cerca del agua.

Sapillo pintojo mediterráneo

Esta especie no mide más de 4 centímetros, es de poco peso, su cabeza es ancha, y larga; dispone de piel lisa, pero tiene algunos granos, en cuanto al color de estos animales pueden ser gris o marrón, en varias tonalidades, sin embargo, en la zona ventral tienen colores grises o crema.

Se caracterizan por ser ágiles al alimentarse, capturan a sus presas a gran velocidad, estas presas pueden ser: arañas, peces, vertebrados pequeños u otros.

Sapo partero ibérico

Su apariencia es robusta, pero su tamaño no es más de 4 centímetros, es importante resaltar que no tiene tanta esperanza de vida a diferencia de muchas otras especies.

Son animales nocturnos, que tiene colores llamativos, como puntos anaranjados en parte de su cuerpo, pero en su dorso el color es entre blanco y pardo.

Les gusta vivir en zonas de vegetación amplia, además, son pocos amantes del frío, prefieren lugares de altas temperaturas. Su alimentación es basada en hormigas, larvas, escarabajos y otros insectos.

Sapo partero común

Esta especie habita frecuentemente en donde haya suelos calcáreos y silíceos, es de poco tamaño, pero su cabeza es amplia y plana, por su parte, dispone de extremidades cortas, además, tiene piel lisa, mayormente de color marrón, con ciertas manchas y con protuberancias en algunas zonas.

Suele alimentarse de lombrices, arañas y milpiés; para avistarlo puede ocurrir en varios terrenos como las zonas de agricultura, jardines e incluso en bosques.

Familia Hylidae

Esta familia, son un poco menos numerosas, al menos las presentes en España, presentando ciertas características en común, como que la gran mayoría habita en los árboles, aunque hay algunas, muy pocas, que no lo hacen.

Ranita meridional

Es muy similar a la ranita de San Antonio, pero su tonalidad suele ser más oscura, también dispone de dos franjas a sus costados de tonos oscuros, el tamaño no sobrepasa los 5 centímetros; además, su estatus en España es de amenaza parcial.

Su hábitat es cerca de arbustos, arbustos, zarzales, charcas, prados y ríos. Frecuentemente, se alimentan de insectos de gran variedad. Aunque en su etapa reproductiva están más cerca de las charcas.

anfibio de españa ranita meridional

Ranita de San Antonio

Es una ranita peculiar, con colores llamativos y poco tamaño, no llega a los 50 milímetros de longitud, su cabeza es ancha y ojos grandes; sus extremidades traseras son cortas.

Su color es verde usualmente, de aspecto brillante, con algunas franjas de color oscuro, negro o marrón, pero también se las ha visto amarillas y azules. Se caracteriza por ser una especie de gran agilidad, lamentablemente es una especie que en el caso español está bajo amenaza considerable.

Le gustan las zonas montañosas, donde abunde la vegetación, también en las zonas costeras donde haya matorrales.

Familia Pelobatidae

Su peculiaridad es que en la actualidad dispone de una sola especie dentro de su clasificación, mientras que hay algunos fósiles que se podrían clasificar dentro de esta familia. 

Sapo de espuelas:

Su tamaño está entre los 7 y los 10 centímetros, pero las hembras suelen tener mayor tamaño, estos tienen patas cortas, su nombre se debe a que disponen de una espuela, que les permite excavar bien sea para huir de depredadores o para su vivienda, generando hoyos de hasta 60 centímetros de profundidad.

Les gusta habitar en lugares amplios, donde además tengan agua en las cercanías, como puede ser en: Dunas, pastizales y vegas fluviales.

Familia Pelodytidae

Estas tres especies se caracterizan por ser consideradas primitivas o antiguas, distribuidas, además, en gran parte de Europa y no solo en España.

Sapillo moteado occidental:

Lo más característico de esta especie es su apariencia y es el motivo de que llame tanto la atención, puede medir unos 4 centímetros, sus ojos saltones y su pupila es vertical.

Sus extremidades son largas, además, es importante señalar que tienen dimorfismo sexual, es decir, que las hembras son más grandes que los machos.

Al igual que muchos otros sapos, estos se alimentan de diferentes insectos; su hábitat suele ser en estepas cultivadas, así como en bosques y litorales.

Sapillo moteado septentrional  

Es una especie que en tamaño se acerca a los 5 centímetros, con ojos verdaderamente saltones y al igual que el occidental, este dispone de largas extremidades y son de un aspecto ligero y fino.

Suelen tener un color verde llamativo, con manchas negras, durante la etapa reproductiva podrían llevar a cabo una movilización que abarque los 300 metros.

La actividad de esta especie suele ser en horas nocturnas, además, no muestran detrimento de ellos cuando hay temperaturas bajas.

Sapillo moteado ibérico

Es una especie relativamente pequeña, ya que no supera los 4 centímetros de longitud, dispone de ojos grandes; son sapos que tienen varios colores, que se tornan entre el gris, el marrón y verde oscuro. En cuanto a sus extremidades, sueles ser de gran tamaño.

Esta especie puede ser vista en estepas cultivadas, así como en dehesas y litorales; además, son consumidores de gran variedad de insectos y detritos.

Familia Bufonidae

Es una familia amplia, sin embargo, en España, se han avistado 5 especies específicamente, que son los siguientes.

Sapo común

Como bien su nombre lo indica, es una especie que puede ser avistada en muchas partes, pues es el más común, además, son enormes, su tamaño ronda entre los 8 y los 13 centímetros, por lo cual suelen ser bastante pesados, con extremidades cortas.

Otro punto importante sobre esta especie es que en su piel hay una sustancia tóxica, que les permite defenderse de los ataques de los depredadores.

Así mismo, son longevos y de apariencia robusta. Les gusta habitar en donde haya agua estancada y abunden invertebrados e insectos.

anfibio de españa sapo comun

Sapo corredor

No es de gran tamaño, muchos no llegan siquiera al medio centímetro, aunque las hembras alcanzan mayor tamaño. Su aspecto es rústico y robusto, de colores marrones y rojizos, con muchas verrugas irregulares.

Su cabeza se caracteriza por ser ancha y larga, mientras que sus extremidades son cortas, por su parte, los ojos son prominentes.

No es una especie que sea muy exigente con su hábitat, sino que este es muy variado, por lo que es fácil avistarlo en las costas, lugares áridos, montañas y partes de gran humedad.

Sapo moruno

En su piel se pueden observar muchas protuberancias, es de aspecto rústico, de coloraciones marrones, con manchas más oscuras que su color base. Es uno de los relativamente grandes, pues se encuentra entre los 13 y los 15 centímetros de longitud.

Su hábitat se limita a matorrales secos, pastizales, humedales y algunos bosques; su alimentación varía dependiendo de la etapa de vida en la que estén, pues los renacuajos consumen frecuentemente algas, mientras que los adultos se alimentan de variedad de insectos.

Así como este gran listado se puede contabilizar muchos más, de los cuales puedes conocer a través de otros artículos. Si deseas conocer más información sobre los anfibios te invitamos a leer nuestro artículo titulado Guía definitiva de sapos de la Península Ibérica, encontrando grandes detalles sobre estos animales.